Últimos temas
» Cry Out [Re-apertura]
Lun Ago 17, 2015 11:18 pm por Invitado

» Euphir Virietum « NORMALES » —Cambio de botón.
Sáb Ago 01, 2015 6:31 pm por Invitado

» Lost in Translation (libre)
Sáb Jul 25, 2015 11:56 pm por Aeolos Sakya

» Destiny Gates {Afiliados élite, cambio de botón}
Vie Jul 24, 2015 4:14 pm por Invitado

» Other World [re-apertura] Inuyasha, Naruto y Saint Seiya (normal)
Jue Jul 23, 2015 4:38 am por Invitado

» Tan solo una sonrisa
Miér Jul 22, 2015 7:00 pm por Lawrence Shipty

» How to get away with murder in vacations.
Vie Jul 17, 2015 6:22 pm por Eon Terrä

» Asuntos de familia (Y sus invitados)
Vie Jul 17, 2015 12:00 am por Rhiannon

» ¿¡AH SI!? [Hiroki]
Miér Jul 08, 2015 3:41 pm por Katsuko


Lost in Translation (libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lost in Translation (libre)

Mensaje por Aeolos Sakya el Dom Jul 13, 2014 8:02 pm

Había un espacio con varias mesas y sillas. Era una de las muchas áreas que eran visitadas por las personas. Era obvio, las mesas permitían la interacción de varias personas, les permitían sentarse y comer tranquilamente, simplemente leer un libro, o hacer alguna forma de arte, muchos dibujaban y otros escribían. En una de las tantas mesas había un joven de cabello castaño desordenado, con varios libros ocupando la mesa. Parecía que quería evitar que la gente se sentara mientras escribía algo para él, buscando referencias e ideas. No se equivocaban del todo.

Pero el texto (o mas bien, textos) no era para él. Era un trabajo. Los libros estaban ahí de referencias, sí. Porque eran diccionarios. Solo uno parecía contener texto continúo, una historia. El joven parecía escribir en base a ese texto en un cuaderno, marcando por momentos en el original palabras y buscándolas en los diccionarios. Viendo de cerca, era obvio lo que hacía. Estaba traduciendo.

Se veía un vaso lleno a la mitad, con una bebida que probablemente había estado caliente antes, quizás incluso hirviendo, pero que ahora poco a poco se acercaba a la temperatura del ambiente. Había estado ahí por varias horas, tal vez desde la mañana. Había sido su idea, nunca se sentía a gusto trabajando en casa, las ideas le llegaban mejor afuera. No necesariamente al aire libre, pero eso le había servido para disminuir el estrés.

No era fácil su labor. Lo disfrutaba, porque tenía acceso a muchos textos, varios de ellos de relatos. Otros eran contenidos de ciencia muy informativos. Cada uno poseía su propia dificultad. Los relatos en ocasiones tenían un sentido poético o humorístico, que era dificil replicar en su lengua. Los de ciencia poseían términos extraños que debía constantemente buscar. Y estos requerían ser regresados en el mismo estilo con el que se le dio.

Prefería los relatos, por el esfuerzo de usar la imaginación, aunque eran los menos recompensados monetariamente. Su recompensa mas que nada era la oportunidad de transferir los sentimientos del original a otros, de haber tenido la oportunidad de ser parte del trabajo del autor. Era algo que disfrutaba, aunque no daba suficiente.

Flowers gathered in the morning
Afternoon they blossom on

Tenía dificultad en unas líneas. Eran poéticas. Debía lograr que funcionaran.

Tomó un sorbo de su fría bebida, con su temperatura actual debía hacer un esfuerzo constante para no tomarla de un solo golpe. Le gustaba beber todo rapidamente, pero su trabajo llebaba tiempo. No era lo ideal terminarse lo que tuviera de comer o beber en un instante o no podría concluir su trabajo.

Se concentró. Pronunció las palabras en un volumen bajo. Trató de buscar algún equivalente.

-¿"Las flores se..."? No, eso es muy literal -pensó en voz alta, con un lápiz sobre el papel, tratando de pensar en que poner-. ¿"Flores reunidas en la mañana"?

Seguía pecando de literalidad, pero no tenía mas ideas. Lo escribió. Buscó que colocar después. No le quedaba. Buscó la siguiente línea, lo cual tal vez era su error. Debía haber leído el texto completo antes de iniciar.

Still are withered by the evening

Claro, ahí estaba la rima, pero aún no encontraba la frase. Y ya se había cansado. Colocó su lápiz en el cuaderno y lo cerró un momento, recostando su cabeza sobre éste, con su mente divagando entre frases y poemas.

Su idea era solamente recostar su cabeza un minuto y luego conseguir, pero eventualmente el cansancio lo dominó. Sus ojos se mantuvieron cerrados, su respiración se comenzaba a percibir pesada. Se acababa de dormir ahí.
avatar
Aeolos Sakya

Mensajes : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lost in Translation (libre)

Mensaje por Lyanne el Miér Mar 11, 2015 3:50 pm

Grandbolg llevaba una temporada tranquila desde los múltiples incidentes: el sabotaje en la plaza de los médicos, el incendio de una posada, otro incendio en un club muy selecto y los destrozos en el Novus, todo consecutivo según las autoridades, que todavía continuaban con sus investigaciones. Lyanne se enteró al regresar de sus viajes por el Este, había decidido irse una temporada a Kaldim con las chicas, y se quedaron unos días en Nara, en materia de buscar pistas y además, explorando aquel extraño mundo en el que habían caído. Según Jasson, eran los mismos culpables en cada uno de los incidentes, y la gente que interrogaban mencionaban a cuatro jóvenes, dos de ellos gemelos de cabello cobrizo.

Gemelos.

No deseaba hacerse ilusiones tan pronto, aun cuando las probabilidades de que fueran sus hermanos revoltosos fuesen altas dadas las descripciones y circunstancias. Si Helios tenía razón con su teoría conspirativa, probablemente enfrentaran el mismo problema de memoria que ella tuvo que pasar, ¿Cuánto tiempo habrían estado en ese mundo?, ¿habrían recuperado buena parte de sus recuerdos?, ¿le recordarían?, quien sabía. Lo primero que había de hacer era confirmar sus sospechas, y la mejor forma era abusando de los contactos en la guardia y varios oficiales de la ciudad.

Por eso, esa noche decidió cerrar la tienda temprano y prepararse. Para reducir un poco la atención, sacó algo del guardarropa que tuviese más pinta originaria de Calad’Meeth, se hizo una trenza larga en todo el pelo y la enrolló en un lado de la cabeza colocándole un broche. Cenó poco y esperó a que fuera la hora de ir al lugar de la cita. Jasson le había puesto en contacto con alguien que tenía información más detallada del caso y probablemente le diera a Lya las pistas que necesitaba. El único detalle era que, al ser un miembro de la ley sus intenciones eran más las de hacer su trabajo que la de hacerle un favor a un amigo.

“Si fuese Helios le sería pan comido sonsacarle toda la información, con los ojos cerrados y las manos atadas”, pensaba la dragona con la mirada entrecerrada, llevaba poco menos de cinco minutos en ese local semi-abierto, rechazando de momento el ordenar algo hasta que su acompañante hiciera acto de presencia. Lyanne a diferencia de sus otros hermanos no se consideraba diestra en el arte de manipular conversaciones en su favor, a ella le iba más lo rudo y lo directo, como a su padre, y como él, la honestidad era un rasgo demasiado notorio en sus acciones. Nadie así estaba hecho para las artimañas. De todos modos, quería intentarlo. Algo debía salir de ello.

El hombre que se sentó frente a ella en la mesa llevaba dos tazas de té oscuro, era desgarbado, ancho de hombros, algo delgado y con la barba correctamente recortada, los ojos afilados y la piel tostada. No vestía con el uniforme de oficial, iba de paisano —como ella— y lucía un poco huraño, no dado a las conversaciones por gusto. Tenía todo el aspecto de un hombre que no tiene nada mejor que su trabajo. Lyanne le observó un momento, luego las tazas, de nuevo a él.

Si quisiera procurarle un mal no recurriría al veneno, hay formas más efectivas de deshacerse de un dragón, y mucho más eficientes. El veneno tarda un poco en hacer efecto en ustedes —dijo con voz ronca y actitud experimentada— Jaz no me dijo que su amiga era así de atractiva, me habría arreglado mejor.

Puede ahorrárselo —no había hostilidad en su voz, el estúpido intento de intimidación más que molestarla le hizo un poco de gracia— ¿es quién lleva la investigación de la serie de “atentados” que ocurrieron hace semanas?

Solo si usted es la persona que puede ayudar a identificar a los sospechosos. Jasson cree que pueden ser personas que usted conoce. Pero antes, hablemos —le acercó la taza de té, y tomó la suya para darle un sorbo— ¿Quiénes creen que sean ellos?
avatar
Lyanne

Mensajes : 12

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lost in Translation (libre)

Mensaje por Aeolos Sakya el Sáb Mar 28, 2015 1:04 am

Los períodos de sueño cortos, el famoso "pestañazo", de cinco minutos, tienen algo curioso. Si el cerebro comienza a procesar imágenes oníricas, se vuelven los sueños más vívidos que se puedan sentir nunca, aún siendo los más surrealistas, quizás porque no se encuentra distraído con otras partes del dormir. Por lo tanto, en ese breve lapso que quedó dormido, tuvo un sueño muy claro. Y otra cosa sobre los sueños: usualmente los últimos pensamientos del soñador influencian lo que ven al dormir. De esa forma...

Aeolos flotaba entre enormes plantas. Una hoja sola parecía poder servir de sábana, de lo gigantesca que se veía. El día, además, estaba de un tono rojo, porque el sol iba a ocultarse. Vio entonces como las flores comenzaban a abrirse. Recordó entonces lo que había leído en su texto.

-Flores reunidas por la mañana... ¿Por la tarde florecen al sol?

Entonces, el sol se comenzó a ocultar, eso lo vio claramente. Pero no recordaba en que momento la luna había comenzado a brillar sobre él, con los trazos de las constelaciones rodeándolo completamente, con la Vía Láctea atravesando el cielo. Volvió a mirar el suelo, pero aún con la intensa luz de luna ya no veía las flores. No porque la luz no fuera intensa, sino porque éstas se habían secado, quedando completamente marchitas.

-Al anochecer, marchitas sin falta -dijo, reflexivo. Su mente inconsciente le daba las respuestas, pero aún quedaba una línea, que necesitaba para completar la rima.

Los pétalos marchitos, vueltos polvo, fueron movidos por el viento, nublando su visión completamente. Normalmente, se hubiera cubierto los ojos, para evitar el polvo en ellos, pero cuando se dio cuenta, estaba de pie, con los ojos abiertos, en un enorme palacio. Vio como un hombre le entregaba a un niño una piedra, un cristal, de color verde, y caminó hacia una puerta.


"You can be me when I'm gone."


Aeolos lo vio ir hacia la puerta, abriéndola y cerrándola. Caminó unos pasos hacia aquella puerta, pero entonces, se dio la vuelta, y vio al mismo hombre (aunque le daba la impresión de que se veía distinto ahora) parado en el lugar del niños. Sonrío.

-"Cuando me vaya, tú puedes ser yo"


Despertó entonces del sueño, de golpe.

-¡"Cuando me vaya, tú puedes ser yo"! -exclamó, aliviado, contento, satisfecho. Sintió entonces las miradas de la gente, que habían notado su fuerte exclamación. Aeolos, sin embargo, no pareció tomarles importancia, pues simplemente comenzó a escribir los versos que habían surgido de su cabeza. El subconsciente es muy eficaz a la hora de resolver problemas, y éste se encuentra al máximo en los sueños, sin  restricción por la mente consciente y el ambiente. Comenzó entonces a guardarlo todo en una mochila que tenía bajo la mesa-. Lo revisaré y corregiré cuando llegue a casa, ahora sólo... ¡Urgh!

Ya lo había guardado todo, cuando entonces quiso levantarse y sintió que su pierna derecha se había entumecido, con tanto tiempo sentado y no adecuadamente (aunque el sentarse bien tampoco ayuda en muchas ocasiones) causó que se le cortara la circulación. Sin embargo, estaba tan entusiasmado que, una vez que tuvo lista la mochila, trató de levantarse, colocarse la mochila en la espalda, tomar su taza de café en su mano, moverse como si estuviera completamente descansado. Y con la pierna entumida.

Comenzó a caminar con dificultad y mareo, pero pasados unos segundos, su pierna dormida cedió y su falta de equilibrio por somnolencia le hizo tratar de encontrar alguna forma de evitar caer, lo cual su cerebro interpretó como una señal de dejar de sujetar el café, que cayó en la mesa que tenía a su derecha, con una mujer con cabello peinado en trenza larga y un hombre.

-¡OH POR DIOS LO SIENTO! -exclamó Aeolos, ignorando completamente la falta de sangre en su pierna (que, irónicamente, comenzaba a recuperarse), despertándose ante la impresión-. Ohdiosdisculpenmenofuemiintención -hablaba sumamente rápido, tratando de sacar algún pañuelo o algo de sus bolsillos, pero el hecho es que el café había mojado a ambos. Era una suerte que estuviera frío-. Perdón, de verdad, es mi culpa, por favor...
avatar
Aeolos Sakya

Mensajes : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lost in Translation (libre)

Mensaje por Lyanne el Sáb Abr 18, 2015 3:20 pm

Unos días antes de aquella entrevista que se llevaba a cabo, Jasson se había reunido con Lya en el mercado de hierbas y especias —visitando a sus proveedores— con cierta premura. Era para informarle sobre ese hombre con el que le había puesto en contacto y, sin saberlo, probablemente estaba a punto de meterla en un aprieto. No entendió su preocupación hasta ese momento en el que estaba sentada frente a él, en un local público donde se reunía la gente más estudiosa del condado, sin muchos testigos y sin que ninguno representara un peligro visible como ocurría en las tabernas.

Aquel hombre, como lo había descrito Jasson, era todo un cazador, que en tiempos de Calad'Hom se la había pasado bien persiguiendo a herejes y asesinando peligros latentes para los Templos, entre otras cosas poco honrosas. Lyanne no necesitaba toda esa información para darse cuenta, lo veía en sus ojos y, también era capaz de olerlo, la sangre de personas y criaturas degolladas por sus manos hace años. Estaba viejo, afectado por los años, pero lo veía capaz de dar pelea como en sus años mozos. Tenía la sospecha de que incluso pudiera compartir un ancestro de otra especie.

De todas formas, todavía la dragona estaba lejos de sentirse amenazada o tensa. Se preguntaba si ese cazador de la milicia realmente tendría información sobre sus hermanos que valiera la pena arriesgarse a extraer o requeriría de algún tipo de estrategia de mantenerse inflexible y reservada para descubrirlo. Al final concluyó que la vía simple era la más confiable, y en la que por norma general tendía a acertar.

Creo que no importa lo que yo crea, señor Nicorys. Usted quiere saber si puedo serle de ayuda para identificar a los responsables de una serie de eventos catastróficos donde se identificó a un grupo común que, según sospechas podrían estar implicados —respondió a la pregunta con su seguridad habitual, con la mirada fija en el cazadof— no veo como vaya a servirle mi colaboración si en primer lugar, no he visto a los individuos ni tengo modos de reconocerlos sin una imagen, una pista.

Me imaginé que diría eso... ¿señorita? —alzó una ceja, interrogante. Enseguida recordó no haber comenzado antes con el protocolo social de presentaciones, pese a que, al menos uno de ellos sabía el nombre del otro—aunque ya lo sepa: Nicorys Riet a su servicio.

Lyanne Ryuugamine —estrechó la mano que le ofrecía el oficial, era de tacto duro, áspero, y un fuerte agarre— entenderé que lleva con usted algo que probablemente yo pueda reconocer para este interrogatorio, ¿Sí?

Nycoris asintió, sin mucha reserva sacó del interior de su saco una bolsa de papel marrón arrugada, la desenrrolló sobre la mesa sin demasiado cuidado y dejó caer una hebilla pequeña. Podría ser de cualquier persona, no tenía nada característico, y era algo que bien quedaba en una correa pequeña. Lya se contuvo de tomarla en sus manos para examinar con mayor detalle, la hebilla era muy pareciada a las que habían en las botas del gemelo mayor, lo recordaba porque había sido un regalo de sus viajes de regreso con su padre, cuando estudiaba en el Templo de las vertientes. Podría levantarlo y olerlo, pero sería darle lo que quería ese bastardo, su marca y la de su hermano para compararlas, tenerlos registrados para futuros rastreos.

Hizo tripas corazón y negó suavemente con la cabeza.

Lo siento, he visto un montón así y no se me hacen familiares de nada que conozca —afirmó lo más impersonal que pudo— ¿tiene otra pista?

El cazador se quedó con la palabra en la boca gracias a un desafortunado percance en el que ambos acabaron salpicados por una taza de café tibio. Lya miró sin aspavientos las manchas pequeñas de gotas en el pantalón de algodón color crema, sabía como quitarlas al llegar a su casa y sería como si nada le hubiese pasado a su ropa. Nicorys también le restó importancia al asunto, incluso le dio unas monedas al atolondrado chico para que se comprara otra taza de café para que se "despertara" y estuviese más atento. Avisó a su compañera que, por esa noche era suficiente y si había algo en lo que creyese pudiera ser de ayuda sabía dónde encontrarla.

Lya no añadió nada más y miró al joven sin parecer en lo mínimo irritada.

Descuida, cosas así pasan todo el tiempo. Mientras no te hayas hecho daño... —le miró algo más atenta, parecía que estaba hablando a alguien que se acaba de caer de su cama— ¿no te hiciste daño, cierto?, ¿estás bien?
avatar
Lyanne

Mensajes : 12

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lost in Translation (libre)

Mensaje por Aeolos Sakya el Jue Jul 09, 2015 10:39 pm

Lo siento, he visto un montón así y no se me hacen familiares de nada que conozca. ¿Tiene otra pista? —había llegado a escuchar eso último de las dos personas en la mesa, pero no es como si importara mucho cuando derramó el líquido sobre ellos. No es que hubiera querido espiar, simplemente los últimos estímulos antes del accidente ganaron fuerza en su memoria, precisamente al ocurrir su tropiezo. Conocía gente que había trabajado en cafeterías y restaurantes de comida rápida, por lo que conocía historias de clientes que hacen escándalos por cosas insignificantes; pero esto era algo que les había ocurrido directamente y podía terminar con un reclamo no solo intenso y furioso, sino también justificado.

No ocurrió nada de eso. El hombre, sin inmutarse mucho ante aquella acción, simplemente decidió retirarse de su conversación, e incluso le dejó dinero para otro café. Bueno, el dinero nunca viene mal para los que trabajan por honorarios, y se sentía agradecido de que no se hubieran enojado.

Trató entonces de dar ligeros golpes al suelo con su pie derecho, para acelerar la circulación en su pierna. Afortunadamente, no se había dormido sobre ella, así que sólo era una parte la que presentaba la falta de circulación, no toda. Se tardaría unos minutos más en poder sentir su extremidad intacta, pero por lo menos ahora su mente estaba completamente despierta. Entonces miró a la mujer que se había quedado hablándole.

¡Ay, por el Rey y la Reina, está bellísima! —había dicho lo primero que le vino a la mente. Entonces su cerebro procesó lo que ella le había dicho ("Descuida, cosas así pasan todo el tiempo. Mientras no te hayas hecho daño... ¿no te hiciste daño, cierto?, ¿estás bien?"), además de lo que él mismo había pronunciado. Enrojeció profundamente—. ¡Quiero decir, sí! Solo... mucho trabajo y poco tiempo. Y gusto de hacerlo fuera de casa, lo que provoca accidentes, je.

Recordó entonces lo que escuchó de la plática de ambos. O lo poco que su mente estaba recordando en ese punto. Más bien, lo que recorría su cabeza eran las sensaciones que tenían al hablar, como la voz en que lo había dicho: era tranquila y relajada, pero había sentido un leve apretón en la salida de aire, presión en su garganta al momento de hablar, lo cual normalmente denota preocupación. Fuera lo que fuese de lo que hablaban, o por lo menos ella al momento de hacerlo, era probablemente serio e importante.

Creo que... interrumpí su plática, ¿verdad? —no habían hecho nada en su contra, y en realidad habían actuado amablemente con él ante el percance, por lo que ahora se sentía culpable—. Sonaba importante. ¿Hay algo que pueda hacer para remediarla? Digo, creo que mi caída con café debió quitar los nervios y tensión que habían, pero supongo que hay formas más limpias de hacerlo. Como la comedia, o la música, o las cosquillas, o empujar a alguien de las escaleras, o los buenos libros. Espere, uno de esos no es como los otros...

Se había puesto nervioso y, una vez más, se distrajo en otra cosa. Por lo menos ya estaba despertándose.

Uh... ¿Le puedo invitar algo? Como agradecimiento por no molestarse. La mayoría de las personas se molestarían por algo así.
avatar
Aeolos Sakya

Mensajes : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lost in Translation (libre)

Mensaje por Lyanne el Vie Jul 17, 2015 6:07 pm

A Lyanne se le escapó una carcajada cantarina y desenfadada ante el atolondramiento del joven, un detalle que en lugar de molesto y patoso encontró adorable. Su estrepitosa intromisión no le resultó desagradable o incómoda, se le podía ver muy tranquila y natural, después de todo, esos accidentes ocurren, a veces con más frecuencia de las que se piensan y de formas más absurdas. En resumen, no estaba nada molesta, no pensaba quemar la cafetería como harían otros dragones en su lugar por cortar de lleno una conversación importante, y encima, ensuciarle con café frío. Eran otras las situaciones y temas las que podrían provocarle algo semejante y el chico de momento resultaba inofensivo, e incapaz de lograrlo, o eso aparentaba.

No te preocupes por eso, la persona con quien hablaba ya se iba. Ven, siéntate, creo que así pasas mejor el susto. —afirmó como restando importancia al asunto. En realidad, no iba a decirlo, pero la intrusión del chico resultó ser oportuna para ella, evitaba tener que llevar ese pequeño interrogatorio inofensivo a uno de más cuidado. De ese modo no tendría que esforzarse en mentirle o exponerse con tener que deshacerse del cazador al salir del local para impedir cualquier atropello contra las personas que quería.

Se sorprendió un poco por pensar de esa forma tan despiadada, normalmente dejaba el asesinato como el último de los recursos. Quizás los años en ese mundo y sus experiencias estaban mermando sus valores, los que había aprendido como guerrera y como individuo para que formasen parte de sí misma. Reparar en cómo estos se fracturaban con tanta facilidad, cuando ni siquiera era completamente seguro de que el hombre era amenaza para sus hermanos le hizo reparar en el terror que sentía, de no volverles a ver.

Apartó esos pensamientos de su cabeza, que en tiempo real solo duraron instantes. Volvió a concentrarse en el castaño, que a todas luces tenía el aspecto de un escritor, pese a encontrarse en buena forma. No se inmutó por la diarrea verbal que acababa de soltar como acto reflejo del nerviosismo, había conocido a personas que se hacían manojos de nervios con facilidad impresionante y sabía que lo importante era hacerles entrar en un terreno de seguridad, donde no se sintieran intimidados, sino ellos mismos.

No te preocupes por nada, cielo. En su lugar debería agradecerte por esa entrada tuya tan fabulosa, el sujeto comenzaba a irritarme —le hizo un guiño pícaro con el ojo derecho que denotaba complicidad—aunque lo de tirar por las escaleras a alguien habría funcionado perfectamente también —añadió con una risita divina y agradable. Ahora sonreía con una nota de amabilidad en su expresión. —Acepto la invitación, la verdad es que no he salido de casa con el estómago tan lleno. Algo de té y pastas vendría bien para mí.

Por unos instantes Lyanne percibió el aroma del cazador en el local, antes de que se mezclara con otros y desapareciera. Volteó solo unos instantes para comprobar que en efecto, se había ido. No sabia si definirlo como alivio o inquietud, pero decidió que le dejaría hacer por un rato, luego le pediría a alguno de sus espíritus que le vigilase, o al mismo Jasson. Podía permitirse el despreocuparse por un rato. Hizo un gesto a una de las chicas que estaban tomando órdenes de las mesas para que ambos solicitaran la comanda.

Por lo que veo y dices, trabajas en algo relacionado con escritura ¿no?, lo digo porque la mayoría de los que se reunen aquí tienen que ver con la literatura, letras y similes. Incluso varios novelistas y dramaturgos vienen aquí a buscar inspiración —comentó después de que la chica se fuese a atender los pedidos—por cierto, mi nombre es Lyanne Ryuugamine, ¿cuál es el tuyo?
avatar
Lyanne

Mensajes : 12

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lost in Translation (libre)

Mensaje por Aeolos Sakya el Sáb Jul 25, 2015 11:56 pm

Oh, claro, gracias —se sentó, nervioso ante la situación. Tenía tiempo desde que no hablaba con alguien que no fuera algún cliente o editor, y mucho menos en un lugar público. Claro, había tenido conversaciones en Gard no hacía mucho, y su cuerpo ahora cargaba parte de la energía de ese lugar, pero los sitios que había recorrido no estaban tan llenos de gente. De cualquier forma, pensó, la vergüenza se le iría en unas horas. Estaba acostumbrado a hacer el ridículo, no solo por su torpeza, sino por las diferentes artes que había estudiado.

Notó la amabilidad de la mujer. Aunque le había parecido un gesto cordial, comprendió que había sido de forma pura, es decir, sin ninguna mala intención de por medio. Era algo en lo que creía, en las acciones hechas con el único fin de que se cumpla su consecuencia inmediata. No es que no fuera necesario pensar en las consecuencias a largo plazo, claro que no, era indispensable, pero pensó que hacer el bien debía ser con el único fin de hacerlo. No más, no menos.

Sintió una satisfacción al notar su risa cuando referenció su comentario de "empujar de las escaleras". Si bien era cierto que podía ser distraído y a veces hablar de más (sin mencionar cuantas veces rompió una varita mágica de una obra de teatro. Era una suerte que su área de combate no se enfocara en la magia, y mucho menos que requiriera algo tan delgado como una varita de madera. Y que las varitas fueran de bajo presupuesto), eso lo había dicho a propósito, con el propósito exacto de sonar gracioso. No era un experto en comedia, y casi siempre evitaba hacer traducciones de comedia, sabiendo que mucha de ella cae en el lenguaje, pero sabía algunas cosas.

Había cierta comedia en su forma de ser. La mejor forma de dominarlo o, en un acto más audaz y descabellado, sacarle provecho, era aceptándolo. Y aunque no lo fuera, era preferible a convertir su vida en un drama. La vida era demasiado complicada ya como para tratar de empeorarla.

Pero el drama estaba ahí, como en todo. Y eso quería decir que, aunque era torpe, era observador. Era nativo y casi toda su vida la vivió en Calad'Meeth, nadie podía terminar sus estudios en esa nación sin aprender una o dos cosas sobre el combate y la atención. Y conocía el teatro, por lo tanto, era hábil en el histrionismo, tanto natural como construido.

Primero, la dureza del movimiento del acompañante irritante de la linda chica. Caminaba firmemente, y sus pasos eran duros, pero ágiles. Había tenido un entrenamiento de tipo militar. La razón por la que notó eso fue porque la chica, Lyanne, había girado su rostro levemente, y su vista había estado enfocada en un estimado de tres segundos en la dirección a la que se había ido. Podía haber sido una conversación molesta, pero era claro que había tensión...

Por lo que veo y dices, trabajas en algo relacionado con escritura ¿no?, lo digo porque la mayoría de los que se reúnen aquí tienen que ver con la literatura, letras y símiles. Incluso varios novelistas y dramaturgos vienen aquí a buscar inspiración —la escuchó decir. Se preguntó que pudo haberle dado esa idea. Entonces se dio cuenta de que su mochila estaba abierta, por lo que aún se notaba lo que llevaba: libros, diccionarios, hojas y un cuaderno. Y se notaba que uno de los libros mencionaba la palabra "guión" en su portada. El ambiente solo facilitaba la deducción.

Ah, sí, algo así. Me llamo Aeolos Sakya, es un gusto conocerte —no se dio cuenta de que había comenzado a tutearla. Era una reacción natural, se veía joven y ella había hecho lo mismo desde el principio, y no había nada que indicara alguna diferencia de rango entre ambos. Para cuando se diera cuenta, ya no habría importado—. Y... bueno, más que nada traduzco. No es que no escriba, o que implique que la traducción es algo malo, porque no lo es, es muy útil... Sí escribo, principalmente guiones, pero no hay muchos productores que quieran arriesgarse a algo nuevo o tan caro. Y también adapto historias clásicas en forma de guión teatral...

Una de las encargadas se les había acercado y les preguntó que deseaban pedir o si querían un menú. Señaló cortésmente a su acompañante para que le dijera su petición. Una vez hecho...

Para mí una taza de café Breve. Y un par de galletas —dijo. Volvió a mirar a su acompañante—. No soy alguien importante en las artes, aún, pero espero que pronto lea ediciones de libros con mi nombre en los créditos de traducción. Tal vez incluso un día traduzca escritos antiguos. Estudio los de Gard ahora.

Aunque amaba su trabajo de traducción, Lyanne había tocado un punto sensible. Tenía alma de traductor, sí, pero también de dramaturgo. Era un creador de historias también, y aunque no lo había dicho con esas palabras, había dejado entrever su tristeza ante su poco éxito en esa área.

Y también... que estaba ganando conocimientos que no han visto la luz en siglos.

Pero... ¿qué hace una poderosa guerrera como tú acá? —dijo entonces Aeolos, tratando de desenfocar la plática de él, y dando un cumplido como solo se da en su patria, alabando la habilidad de combate de otros—. ¿Cerrabas algún negocio con ese sujeto? ¿O solo es el aire detectivesco?
avatar
Aeolos Sakya

Mensajes : 30

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Lost in Translation (libre)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.